EL SUEÑO DE CASSANDRA de Woody Allen

lunes, 5 de noviembre de 2007

cassandra

Woody Allen es el único director que nunca falla a su cita anual de estrenar una película, que puede ser mejor o peor, pero siempre superior al cine basura que nos invade, yo me siento afortunada de poder disfrutar cada año de la creatividad de este hombre y no exijo que realice una obra maestra cada vez que estrena, porque eso sería un milagro, sin embargo parece que muchos críticos están empeñados en que cada obra de Woody Allen debe ser tan buena como Misterioso Asesinato en Manhattan o Annie Hall.

El Sueño de Cassandra ha recibido tantas críticas malas que fui al cine a verla con dudas sobre lo que iba a encontrarme, y al principio de la película empecé a pensar que esas críticas tenían fundamento, ya que la primera media hora es realmente aburrida y no ocurre nada de interés, pero cuando comenzó verdaderamente la película, me di cuenta de que estaba ante otra buena película de las que merece la pena ver y hacen que pase un rato maravilloso en el cine.

La introducción es demasiado larga y el final demasiado corto y abrupto, aunque esto último no me molestó en absoluto, al contrario me creó una sensación conocida que solo experimento con films de Woody Allen y de Hitchcock, como una cierta carga de ironía y complicidad con el espectador.

Los protagonistas son Ewan McGregor que, en esta película hace un papel complicado, una persona supuestamente fría y que se demuestra capaz de cualquier cosa con tal de conseguir prosperar económicamente, sin sentir aparentemente remordimiento alguno y Colin Farrell, que es su hermano, un mecánico metido en el mundo del juego y el alcohol, que desencadenará una serie de hechos que se van torciendo de tal manera, que la cosa acaba como las tragedias griegas a las que se hace alusión varias veces en el film.

Es muy interesante la cantidad de pistas que Woody Allen va dando a lo largo de la película sobre cómo va a acabar ésta, en forma de diálogos aparentemente sin importancia, algo que también está relacionado con la utilización del azar como elemento que decide sobre nuestras vidas, mucho más desarrollado en Match Point, en la que único que fallaba para mi gusto era el actor principal (Ewan Mcgregor lo hubiera bordado).

A propósito de Match Point, hay que decir que las últimas tres películas de Woody Allen (Match Point, Scoop y El Sueño de Cassandra) parecen conformar una trilogía con las mismas obsesiones y el mismo fondo. Parece que la “trilogía” ha acabado, ya que por lo que se sabe de la famosa película rodada en Barcelona, no parece que vaya a seguir por los mismos derroteros.

4 comentarios:

El Chico dijo...

Pues tendré que verla. Últimamente estoy desfasado de todo lo que ocurre en cartelera. Ya ves, uno comienza a estudiar cine y deja de verlo... Para criticas, insultos, o donaciones www.elchicomorera.blogspot.com y esta es la humilde aportación de un cineasta vegetariano. Un saludo y suerte!

Vincent dijo...

No la he visto, pero la verdad es que las críticas generalizadas desfavorables hacen que me dé pereza hacerlo. Supongo que esperaré al DVD. Match Point es muy buena, pero mi Woody favorito, el de Boris Grushenko o El dormilón, parece irrecuperable. Eso sí: si se va a dedicar al cine serio, se tendría que tomar con más calma las cosas. Quizás conseguiría varias del nivel de Match Point.

Roger dijo...

yo la tengo pendiente... a ver si este fin de semana...
jejje

Un saludo desde Cine HOY

Rose Mulligan dijo...

Tu crítica me anima a verla después de oir criticas malas como las que contabas al principio del post. Yo estoy contigo, Woody Allen hace muchas películas y no todas pueden ser obras maestras!! Si no la veo en el cine la veré en DVD, pero verla la veo seguro!!
Con lo que no estoy deacuerdoe s con tu crítica a Jonathan Rhys Meyers!!¡¡A mi me encanta ese chico!! Y además lo hacía genial ;)
¡Saludos!

 
La Linterna © 2012 | Designed by Bubble Shooter, in collaboration with Reseller Hosting , Forum Jual Beli and Business Solutions